Get Adobe Flash player

 
Durante el triduo pascual algunos de los componentes del Grupo Aral hemos estado conviviendo en Calahonda y asistiendo a las celebraciones de cada día en la parroquia de la Inmaculada Concepción.

Celebrar la Pascua es celebrar que el Señor pasa por nuestras vidas liberándonos de la esclavitud, el dolor, el pecado, la muerte… Cristo está Vivo y es posible creer que el sueño de Dios puede hacerse realidad: que seamos hermanos, Hijos de Dios.

“No somos tontos, ni locos, ni estamos borrachos. Somos testigos del Resucitado y de su vida nueva…”

FELICIDADES a todos los que celebráis que Cristo Vive.